Google+ Badge

domingo, 16 de febrero de 2014

Esencia de vainilla casera

Este puede ser muy complejo, ojo.
Agarre la cacerola, póngale agua, prenda la hornalla.
Y ponga la cacerola al fuego, hombre, pero claro.
Agréguele un chorro de esencia de vainilla.
Listo.
Olor a flan al instante.
Hágalo para matar el olor a vinagre que le quedó después de curar una mesa, por ejemplo.
O si quiere vender su casa y hay potenciales compradores, los recibe con olorcito a familia.